Cuadros personalizados bebé: Incluye el nombre del bebé

Dar la bienvenida al mundo a un pequeño es fácilmente uno de los eventos más preciados de la vida. Por lo tanto, es importante prepararse para este acontecimiento de la mejor manera posible y elegir la decoración perfecta para la habitación del bebés es una forma probada de hacerlo.

Conseguir cuadros personalizados que contengan el nombre que se ha escogido para el bebé es parte de la decoración más anhelada hoy en día. Si te gusta esta idea a continuación te ofrecemos más detalles y sugerencias al respecto para que logres incluir los elementos ideales y así encontrar el cuadro perfecto.

Ideas para personalizar el cuadro con el nombre de tu bebé

Sabemos que el nombre de tu bebé ya es un bonito elemento para mostrar en un cuadro, pero te ofrecemos otras ideas para que puedas elegir complementos ideales y armes toda una obra de arte que tus amigos y familiares adorarán.

Personaliza la pintura que llevará el nombre de tu bebé con nubes y estrellas en un set como en que se muestra en la imagen. Generalmente este tipo de lienzos pueden tener un tamaño de 50 x 70 cm sin marco, lo cual también puede depender del tamaño de la habitación de tu hijo.

 

 

También puedes crear un cuadro con el nombre del bebé, el lugar, el día y la hora exacta de su nacimiento, con la información del peso y talla, además de otros elementos decorativos que lo hagan verse hermoso y te permitan recordar estas magnifico acontecimiento.

 

 

Dependiendo si tu hijo es niño o niña puedes pedir un cuadro con algún personaje animado famoso, la representación de una profesión o encantadores juguetes. Un ejemplo de este estilo lo vemos en este bonito astronauta que acompaña el nombre de Adrián.

 

 

Los animales son los siempre preferidos y protagonistas de las decoraciones de las habitaciones de los niños. Imagina que estos hermosos elefantes acompañen las letras que componen el genial nombre que escogiste para tu bebé.

 

 

Si buscas más inspiración, los distintos portales creados para artistas son el lugar perfecto para comenzar. Concéntrate en los conceptos más amplios, como el color, el estilo o el tema, pero no olvides anclar esos detalles tiernos.

Intenta combinar el cuadro personalizado con el resto de la decoración el cuarto del bebé. Decidirse por un estilo o tema de decoración específico es la forma más rápida de reducir tus elecciones de diseño, ayudándote a definir todo, desde colores de pintura hasta opciones de muebles.

Pero sin importar, cual sea el tema de decoración no permitas que el nombre de tu bebé deje de ser el punto focal. Imagina esa bonita palabras pintada sobre un lienzo en blanco adornado con otros elementos que lo complemente haciéndolo más atractivo. Pero, permitiendo que el nombre sea el verdadero punto de interés para todos.