Cuadros para la habitación de Bebé

La llegada de un nuevo integrante a la familia es motivo de gran alegría y emoción. También significa la llegada de una gran cantidad de preparativos que deben preceder la llegada del bebé. Los utensilios que serán necesarios como ropa, pañales o juguetes son cosas en las que pensamos inmediatamente. Sin embargo hay otra cosa muy importante, y esto es la decoración que llevará la habitación del bebé.

Una habitación bellamente diseñada para tu bebé puede marcar la diferencia en cuanto a cómo se sentirá estando allí y el cómo te sentirás tú. La habitación debe evocar sentimientos de paz, amor y felicidad, para que todos esten a gustos.

Hay gran variedad de estilos y gustos de los que puedes escoger, sobrios y elegantes, alegres y divertidos, adorables y amorosos. En fin tu elijes que es lo que quieres para tu bebé, lo que es seguro es que necesitarás algunos cuadros para decorar las paredes, ya que un lindo color de pintura en la pared no es suficiente para esa habitación de ensueño.

Consejos para decorar

Hay muchos tipos de cuadros o pinturas por las que puedes optar, no obstante lo primero que debemos conocer antes de dar cualquier paso es el sexo del bebé, así podremos proceder a escoger el color que tendrá la pared de la habitación. Los colores pasteles son muy recomendados, ya que generan un ambiente de tranquilidad para que el bebé descanse mejor. Rosa, azul o violeta pastel son muy buenas opciones o si eres de las personas que quiere evitar saber el sexo de su hijo hasta que nazca, puedes usar gris claro o beige dos opciones excepcionales.

El siguiente paso será buscar una buena iluminación para la habitación, créenos esto hará maravillas por el diseño de la habitación. Puedes tener una lámpara de techo y un tipo de iluminación más suave como una lámpara de mesa para esos momentos en que no quieras molestar al bebé o en los que no desees despertarlo por completo. Si tienes ventanas debes conseguir unas cortinas que combinen con el estilo que estas planeando y así, controlar la cantidad de luz que entra durante el día.

Una vez tengas el color de las paredes y una buena iluminación es tiempo de conseguir láminas y cuadros que den vida a la habitación. Asegúrate de elegir cuadros que vayan de acuerdo al color que escogiste para la pared y los muebles, y también ubica los cuadros en una buena fuente de luz para que no queden relegados en una esquina, cerca de la lámpara de mesa es una ubicación perfecta.

Las mejores opciones de cuadros

Ahora te ofrecemos algunas opciones de cuadros para tengas algunas ideas más clara.

Los animales son excelentes opciones ya que además de verse muy adorables prestarán compañía a tu bebé mientras el aprende sobre estas maravillosas criaturas desde el principio de su vida.

 

 

Los hay de todos los estilos.

 

 

Si prefieres algo mas educativo para que tu bebé aprenda desde el día uno, podrías usar algo como este mapa.

 

 

Otra opción sería adornar la habitación con algunas frases para tu bebé.

 

 

 

Estas son algunas ideas, solo es cuestión de adecuar los cuadros a tus gustos y así lograr la habitación perfecta para ti y para tu bebé.