Cuadros para Bebés Recien Nacidos

Crear un espacio para que tu pequeño juegue y crezca puede y debe ser una experiencia muy divertida, aunque para muchos se puede convertir en un verdadero desafío. Después de todo, una habitación bonita y funcional que a tu bebé le guste tanto ahora como en los años venideros, es una tarea difícil.

Si deseas que tu hijo crezca en una habitación digna de elogios, piensa en utilizar cuadros personalizados, los cuales son diseñados para ayudarte a satisfacer los deseos actuales y las necesidades futuras de su hijo, permitiéndote lograr ese equilibrio tan importante entre lo práctico y lo absolutamente adorable. Ya sea que estés comenzando a decorar o que tengas la esperanza de mejorar el espacio ya existente, seguir los consejo que te traemos a continuación es tu mejor opción, solo debes encontrar la inspiración y poner manos a la obra.

Mantén una decoración simple

Ya que tienes un tus manos la posibilidad de decorar el cuarto del bebé de forma personalizada, recuerda que cuando se trata de habitaciones para niños, menos es realmente más. Al mantener la decoración simple, crearás más espacio para jugar y proporcionarás un lienzo neutral que se puede actualizar fácilmente a medida que tú bebé crece.

En cuanto a los cuadros el número y posición deben ir pensados en concordancia con este estilo. Colores suaves e imágenes agradable llenas de gracias y que trasmitan paz es lo ideal para la habitación de un bebé.

Siempre es recomendado mandar a elaborar cuadros con el nombre, peso y medida con las que nació tu bebé. Además es parte de muchas decoraciones actuales un cuadro con su foto y la huellas de sus pies y manos.

 

 

Piensa en un espacio ideal para niños

No olvides que tu objetivo es crear un espacio para niños, así que imagina que eres uno de ellos. Que los cuadros vayan en armonía con el acogedor ambiente que necesita él bebé es de gran importancia. Busca que sean atractivos según sus gustos, intenta concéntrate en lo que le justaría jugar, piensa en la magia y sal de lo cotidiano.

Los mejores colores para el bebé

Si tomamos en cuenta disciplinas como el feng shui, podrás conocer que el elemento del bosque es uno de los más recomendados. En este tipo de diseños esta presente el color marrón y verde. Por lo tanto, puedes elegir tonos claros y cálidos para los cuadros de la habitación de tu bebé, o una combinación entre varios.

 

 

Como el elemento de madera se nutre apoyado por el agua, también es apropiado hacer combinaciones con los tonos del agua y tierra. Evita el rojo, púrpura y gris, ya que estos colores podrían ser brumadores para tú bebé. Piensa en incorporar en tu bosque animales, siempre amados por los niños.

Intenta hacerlo tú mismo

Un bebé no juzgará tu talento, por lo que esta puede ser la ocasión que estabas esperando para sacar tus dotes artísticos a relucir. Un cuadro personalizado para tu bebé es perfecto para ser creativo y diferente. Además, ahorrarás dinero e incluso puedes descubrir algunas habilidades ocultas.

Pinta usando colores divertidos y prueba diseños o técnicas con tus mano. Puedes combinar tus pinturas con patrones en la pared o con los muebles. Explore ideas y temáticas para bebés según su sexo y obtén ideas de los expertos.